Pequeño hotel con encanto situado dentro del recinto amurallado de la Villa Medieval de Pedraza.
Disponemos de 18 habitaciones cada una de ellas con un ambiente diferente, personalizadas con distintos nombres de parajes de los alrededores (la muñeca, los alamares, el gurugú...). La decoración está esmeradamente cuidada mezclando puertas y muebles antiguos con elegantes telas y papeles.
Regentado por la familia Pascual, afincada en Pedraza durante generaciones. Su nombre en homenaje a D. Mariano Pascual (1902-2002).